• Coronavirus, crónica hospitalaria.

    Día 1. Esa noche, la fiebre con 38°, la cabeza no la dejó dormir, dolía mucho. Con su embarazo pensó, que no podía estar contagiada. Vino a su mente el día que fue al supermercado después del anuncio presidencial de la alarma, o cuando su marido entro por la puerta con fiebre una semana antes, al llegar del trabajo, pero en el hospital le dijeron que según la radiografía, los pulmones estaban bien, no le hicieron prueba; pues no tenían. Pasó mala semana, pero se recuperó como un campeón. Día 2. Esa tos seca, que hace que duela pero no la garganta, es el esófago hasta la boca del estómago,…

Translate »