Dieta Keto

Basa la alimentación en proteínas animales, grasas animales, y verduras principalmente. Evitando todo carbohidrato o alimento que dentro del cuerpo se convierta en azucares, como lo son la mayor parte de las frutas, azucares, suplementos, tubérculos, harinas de todo origen, cereales, gaseosas lactosas y comidas industriales. Increíblemente es una dieta muy antigua, ya que en la prehistoria era este el tipo de alimentación del humano. Se sabe que al disminuir estos alimentos dañinos para el hígado y el cuerpo, los niveles de insulina bajan, y esto desencadena una serie de beneficios en todas la funciones de los sistemas.

La dieta KETO tiene como base no consumir ningún tipo de carbohidratos, tampoco azucares ni frutas, pues estas se convierten en carbohidratos que después el cuerpo convertirá en grasas que acumulará como grasas. Ademas cada uno de los alimentos deben elegirse con mucho cuidado si son frutas, pues la dieta Keto solamente tiene algunas frutas que si se pueden comer. Queda totalmente excluidas las frutas que tienen alto contenido de fructuosa como las uvas, el plátano, la piña y asi. Las frutas que se pueden comer son por ejemplo:

El limón, los arandanos, y todos los frutos rojos. (Moras, arandanos, fresas, etc)

Hay nutricionistas que están en contra de consumir dietas solo a base de carnes, y de verduras, excluyendo los carbohidratos, pues estan a favor de una dieta balanceada, la cual aporte todos los nutrientes necesarios para el buen desarrollo de cuerpo, pero si que es cierto que muchos metabolismos son distintos, también es cierto que el humano en sus inicios evolutivos, no consumían harinas refinadas y sus derivados, el trigo que se consumía en ese entonces, era genéticamente no manipulado y no refinado.

Actualmente las harinas y sus derivados, suelen ser trans genicas, como muchas cosas, y también suelen ser muy refinadas, por ello es que se dice que consumir las harinas actuales es muy dañino para para la salud humana, mas si se consumen en exceso. Estas harinas causan un metabolismo muy lento, y además al igual que las azucares refinadas, suelen elevar los niveles de azúcar en sangre. Es verdad también que hay muchas harinas integrales y panes integrales reales, pero también es cierto que muchas harinas integrales, en pan comercial, están mezcladas con las harinas refinadas, y si aportan fibra, pero igualmente elevan el nivel insulina en el cuerpo, y se entiende que estas desequilibran el cuerpo constantemente.