La música

«Somos lo que escuchamos y vemos»

Es el arte de combinar los sonidos en una secuencia temporal atendiendo a las leyes de la armonía, la melodía y el ritmo, o de producirlos con instrumentos musicales.

Nuestro cerebro y nuestro espíritu es educado no solo por lo que vemos, leemos o lo que experimentamos, también el sistema auditivo, por medio de los sonidos, nos contagia ya sea positiva o negativamente.

De allí deriva el cuidado que debemos tener, a exponernos a la música, pues puede contener bellas melodías, hermosos mensajes de paz y amor, pero también la música puede contener desciveles de sonido dañinos y mensajes  que nos hacen auto destruirnos sin siquiera notarlo.

¿Cómo afecta la música a nuestro cerebro?

La música al ser un arte, es un placer,  y hace que nuestro cerebro libere dopamina, Todos ellos son estímulos que dependen de un circuito cerebral subcortical en el sistema límbico, es decir, aquel sistema formado por estructuras cerebrales que gestionan respuestas fisiológicas ante estímulos emocionales; particularmente, el núcleo caudado y el núcleo accumbens y sus conexiones con el área pre-frontal. Los estudios que muestran activación ante los estímulos mencionados revelan un importante solapamiento entre las áreas, lo que sugiere que todos activan un sistema en común.

Así que cuida mucho lo que escuchas.  Porque tu cerebro lo almacena y aprende  muy rápidamente.  Escoge muy bien tu música, pues tu salud cognitivo, físico, emocional y social, depende mucho de lo que elijas escuchar.

Translate »